#RealRunners
¿Cómo entrenar por objetivos para mantener la motivación en tiempos de pandemia? ¿Cómo entrenar por objetivos para mantener la motivación en tiempos de pandemia?

Salir a correr disfrutando del camino

¿Qué puede hacer un runner popular en ausencia de carreras presenciales para motivarse y seguir entrenando?

¿Cómo entrenar por objetivos para mantener la motivación en tiempos de pandemia?

7 pautas concretas para evitar el estancamiento y la frustración durante las sesiones running en tiempos de crisis sanitaria global

30/11/2020

Entrenar por objetivos no está siendo tarea nada fácil para los corredores como consecuencia directa de la actual situación de crisis sanitaria global de la Covid-19. De tal forma, en este artículo se apuntan aspectos positivos y pautas efectivas para evitar el estancamiento, y más si cabe cuando todas las carreras populares del calendario han quedado suspendidas sin fecha fija de regreso a la actividad.

Con la idea de mantener la motivación para salir a correr en tiempos de pandemia, Vicky Cervera, psicóloga deportiva y colaboradora de RUNNEA, tiene claro que el primer paso debe estar centrado en "contar con argumentos personales sólidos y de entidad para que esa sensación de desánimo no pueda más que la cabeza y lance mensajes negativos que hagan dudar al atleta y se conviertan en un obstáculo más para sus entrenamientos". Entonces, una de las claves no es otra que la de tener las herramientas necesarias para hacer frente a la frustración que genera esta situación.

7 pautas concretas para mantener la motivación en los entrenamientos

Es evidente que sumar un objetivo a la acción de salir a correr ayuda a mantener la motivación en su punto más álgido, porque el corredor tiene una fecha concreta, así como unas metas por alcanzar, y eso "es un apartado muy favorable para que no aparezca el desánimo y se mantengan las ganas en lo que se está llevando a cabo", indica Vicky Cervera. Además, sin olvidar que la combinación ganadora está en "no sólo alcanzar el objetivo marcado, sino también en disfrutar de ese camino".

¿Y qué sucede cuándo el corredor no tiene esos objetivos al alcance? "Es necesario aprender a discernir entre la motivación y nuestros propios sentimientos, porque el cerebro no deja de enviar mensajes contradictorios e incoherentes con respecto a los entrenamientos, dado que éste es capaz de montarse su propia película, situando la trama en que el corredor no necesita realizar un esfuerzo moderado para dar cumplida respuesta a sus necesidades básicas", indica esta psicóloga deportiva.

Ahora bien, ¿qué puede hacer el corredor para alejar esos pensamientos negativos y sensaciones de desánimo y estancamiento? Aunque son pautas básicas, éstas también resultan efectivas, si se aplican:


Lunes, a golpe de zapatillas running, porque correr el primer día de la semana produce un descenso en los niveles de estrés, además de aumentar la confianza y la motivación necesarias para afrontar todos los retos que vienen durante la semana. Incluso, siempre y cuando sea posible, correr a primera hora de la mañana, porque así se evitan las excusas o los imprevistos de última hora que puedan surgir, si entrena a última hora de la tarde.


Aunque a priori se pueda ver como una inversión innecesaria, la figura del entrenador ayuda a tener una perspectiva diferente para superar esos momentos de frustración y estancamiento muy habituales en el proceso de progresión del corredor. Correr de forma planificada y bien asesorada ofrece esa sensación de estar haciendo las cosas bien, lo que incrementa la motivación.


Planificación, sí, por supuesto; pero también programar tiempos de descansos en esos planes de entrenamientos individualizados, porque el organismo del atleta necesita plazos de recuperación frecuentes y regulares. Así como recurrir al entrenamiento cruzado para mantener la motivación en cada entrenamiento, y no acabar con un agotamiento físico y mental por el hecho de salir a correr todos los días de semana.


No repetir todos los días los mismos tipos de entrenamientos y por los mismos sitios también ayuda a mantener la motivación, explorando nuevos itinerarios. Pero también, incorporando más variedad de entrenamientos como los intervalos o series de velocidad, haciendo cuestas, y también programando ejercicios de fuerza para runners. Propuestas que ayudan a combatir la monotonía.


Sin duda una buena estrategia: levantarse de la cama y ver todo el outfit runner listo y dispuesto permite vencer a la pereza. Algo que puede suceder cuando se está tratando de incorporar ese hábito de correr en un estilo de vida activo. Tampoco debe importar el tiempo de entrenamiento, porque la premisa es clara al respecto: "Correr un poco es mejor que no correr nada". La noche anterior es el momento perfecto para dejar todo preparado para el entrenamiento matinal del día siguiente.

En este sentido, también es importante que el corredor sea capaz de visualizar cómo va a ser su entrenamiento, no sólo para fijar el objetivo, sino también para superarlo con garantías, y alejar ese "miedo" de realizar un mal entrenamiento, y todas sus sensaciones negativas que conlleva.


No hay carreras populares presenciales, pero la tendencia de las carreras virtuales ha venido para quedarse. Aunque se corre de forma individual y desde cualquier punto del planeta, la idea de pertenencia a ese grupo de corredores ayuda a hacer mayor comunidad, e inspirarse con los ejemplos de otros corredores, incluso compartir experiencias personales a través de las redes, contribuye a no perder ese aspecto de socialización que desprende el running.
Por ejemplo, cerrar este aciago 2020 corriendo la Nationale-Nederlanden San Silvestre Vallecana Experience se presenta como un broche de fin de año sobresaliente para acabarlo con las mejores sensaciones.

Nationale-Nederlanden San Silvestre Vallecana Experience 2020, carrera virtual


No hay duda de que cada runner tiene sus propios objetivos personales, pero recordar todos los beneficios que aporta la práctica del running a la salud es algo común a todo tipo de corredores, independientemente de su perfil y condición física. Desde la pérdida de peso, pasando los mayores niveles de energía y la reducción del estrés, hasta tener esa placentera sensación de dormir mejor, entre otros aspectos.

Por otro lado, también está el apartado de tomarse cada sesión de entrenamiento como un tiempo personal para el corredor, un periodo de desconexión total a las responsabilidades del día a día también ayuda a oxigenar cuerpo y mente ¡Mens sana in corpore sano!

¿Podemos ayudarte?

Estamos aquí para informarte si tienes más dudas sobre este producto.
Atendemos tus preguntas: