#RealRunners
¿Correr por sensaciones o por pulsaciones? ¿Correr por sensaciones o por pulsaciones?

Métodos de entrenamiento para runners

¿Cuál es la intensidad de carrera más indicada en entrenamientos?

¿Correr por sensaciones o por pulsaciones?

Iker Muñoz, director deportivo de RUNNEA ACADEMY, indica las ventajas y desventajas de llevar a cabo entrenamientos por ritmos o por pulsaciones, así cómo sacarles el máximo partido para progresar como corredores/as

18/10/2021

El debate está servido, y como buen Real Runner que eres, a buen seguro que has buscado la respuesta a la pregunta del millón: ¿Correr por ritmo o por pulsaciones? Surgen todas las dudas del mundo al respecto, pero poniendo los puntos sobre las íes, los entrenamientos por ritmo y entrenamientos por pulsaciones son formas diferentes de prepararse para un objetivo deportivo determinado, y aunque pueden coincidir, no siempre tiene que ser así.

Una aproximación a la definición de frecuencia cardíaca es la de una variable interna que reporta información relevante y valiosa más allá de un intervalo de pulsaciones. Un ejemplo práctico lo pone Iker Muñoz, director deportivo de RUNNEA ACADEMY, plataforma líder de entrenamientos individualizados online de RUNNEA: “si estoy cansado, he dormido poco o estoy enfermo, nuestra frecuencia cardíaca los podrá reflejar, siendo más alto de lo normal a una misma velocidad o en reposo”.

Mientras que el entrenamiento por ritmo es un recurso que se puede emplear en ciertas sesiones de entrenamiento específicas, especialmente a intensidades altas. Porque se trata de un tipo de entrenamiento que ofrece un feedback casi en tiempo real sobre el rendimiento durante el rodaje, el intervalo o la repetición que desarrolla el Real Runner. “No obstante, nuestro organismo no siempre estará en una condición óptima para mantener el mismo ritmo. Dicho de otra manera, correr a 5 min/km no siempre representará la misma intensidad para nuestro organismo, ya que podemos arrastrar una fatiga de días anteriores”, puntualiza el Doctor en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, Iker Muñoz.

Entrenamiento por ritmo, sesiones a intensidades altas

Con todo ello, la clave podría estar en buscar ese equilibrio de entrenamientos por pulsaciones o por ritmos. “Sesiones de baja intensidad, rodajes, etc. fijarnos en la frecuencia cardíaca y en sesiones de entrenamiento, donde lo importante es cumplir con el tiempo preestablecido, utilizar el ritmo”, señala Muñoz.

Ventajas y desventajas de correr por ritmo

Analizando cada uno de estos dos métodos de entrenamiento diferentes, en el caso de correr por ritmo, la principal ventaja es la de ejercitarte a un ritmo establecido previamente, asegurándose de poder correr a la intensidad marcada. “Además, mediante el entrenamiento basado en el ritmo nos permitirá un feedback inmediato, sobre el cumplimiento o no de la intensidad marcada, desde los primeros metros”, afirma Muñoz, quién también matiza que “esto no será posible con la frecuencia cardíaca, ya que necesitamos unos segundos-minutos para alcanzar la frecuencia cardíaca marcada”.

A su vez, si atiende al ritmo se podrá ejercitar con un feedback, comprobando que se alcanza la intensidad deseada, a intensidades supramáximas (por encima de la frecuencia cardíaca máxima).

Desventaja del entrenamiento por ritmo: ¡cuidado con el sobreentrenamiento!

En el capítulo de desventajas se encuentra que el ritmo es susceptible de ser influido por el desnivel, por ejemplo. Otro aspecto es que no tiene en cuenta el estado del deportista. “Puede ser que en días anteriores el Real Runner era capaz de correr a 4:30 min/km con una percepción del esfuerzo de 6/10, pero en la sesión actual que le corresponde (he dormido poco, descansado mal, comido mal, etc.) su percepción del esfuerzo al correr en esos ritmos es superior”, pone como ejemplo Muñoz, que también advierte de que “esto puede entrañar un peligro, el sobreentrenamiento”.

Argumentos a favor y en contra de correr por pulsaciones

Turno de poner encima de la mesa las ventajas y desventajas que lleva implícito la acción de entrenar teniendo en cuenta las pulsaciones en cada kilómetro recorrido. Como bien indica uno de los entrenadores de cabecera deRUNNEA ACADEMY: “Las ventajas de correr por pulsaciones son numerosas. Por ejemplo, es una variable que es susceptible de reflejar la fatiga del corredor. Una alteración al alta a una misma velocidad de carrera nos puede dar información de una recuperación insuficiente”, afirma Muñoz, que también indica que “por otra parte, también se ve afectada por la temperatura, radiación o humedad con lo que nos ayudará a mantener un ritmo estable a nivel fisiológico”.

Ahora bien tampoco conviene perder de vista la letra pequeña, y una de las desventajas de correr por pulsaciones está en que “no nos reportará información sobre la intensidad que se desarrolla a intensidades supramáximas”, matiza este entrenador nacional de triatlón.

Por último, a la hora de determinar cuál es la intensidad de carrera más indicada, la pregunta es de difícil contestación. “Sin embargo, la intensidad correcta dependerá para cada prueba y siempre fluctúa en base al estado de forma del deportista. Lo mejor es realizar test periódicos que nos reporten información sobre nuestra evolución, y de ahí extraer las intensidades más adecuadas para cada objetivo”, matiza el doctor Iker Muñoz.

¿Podemos ayudarte?

Estamos aquí para informarte si tienes más dudas sobre este producto.
Atendemos tus preguntas: