sabias que hay seguros que cubren siniestros fuera de la vivienda

¿Sabías que hay seguros que cubren siniestros fuera de la vivienda?

sabias que hay seguros que cubren siniestros fuera de la vivienda

13/01/2016

​El seguro de hogar es, sin duda, uno de los productos que más ayuda a nuestra tranquilidad, tanto en relación con nuestros propios bienes, es decir, nuestra casa y lo que tenemos dentro de ella, como la de nuestra relación con los vecinos. Aunque este seguro, siempre que ajustemos bien sus coberturas, nos protege contra siniestros muy graves, como puede ser un incendio dentro de nuestro hogar, lo más habitual es la cobertura de p​equeños accidentes.  ​

Estas contingencias hacen que este seguro sea ya de por sí rentable en el largo plazo. Puede que un año no tengamos ningún percance, pero a lo largo de la vida del piso, especialmente cuando este se va haciendo más antiguo, este riesgo se multiplica: averiguas de agua, roturas de mobiliario, daños eléctricos, etc.. Pero existe un aspecto del seguro, desconocido por muchos, que le hace aún mas interesante al seguro multirriesgo del hogarlas coberturas fuera del ámbito de nuestra vivienda.

Sorpresas positivas que albergan algunos seguros del hogar​

En la mayoría de los casos no leemos la póliza de nuestro seguro del hogar. Esto provoca que, en muchas ocasiones, tengamos que revisar nuestro contrato para saber si la cubre una determinada contingencia o no y en qué cuantía. Pero también hay muchos otros puntos cubiertos que puede que desconozcamos y, por culpa de ello, tengamos que asumir el coste de un siniestro que, en caso de haberlo conocido, sería la aseguradora la que podría haberse hecho cargo. 

Por tanto, debemos saber qué cubre nuestro seguro antes de contratarlo como medida clara en nuestra intención por reducir los riesgos que nos rodean, algo que tenemos que hacer de nuevo cuando firmemos la póliza. De este modo, nos enteraremos de muchas coberturas que nos pueden sacar de más de un apuro. 

Estas coberturas dependerán no sólo de cada compañía, sino también del tipo de seguro que contratemos. Muchas pueden venir en las coberturas básicas del seguro, otras ser opcionales  y tener por ello un coste económico que habrá que analizar. Con o sin coste, todas ellas muy interesantes.

El robo fuera de casa, una de las coberturas más habituales

Una de las coberturas más comunes del seguro es el robo fuera de casa, siempre y cuando haya habido violencia o intimidación. En el fondo, se trata de una extensión de la cobertura de robo en el hogar, ya que lo hace sobre unos bienes que son de nuestra propiedad pero que, en este caso, los llevamos con nosotros. La cobertura suele ser limitada, por lo que es importante conocer cuál es la cantidad máxima que cubre y si existe alguna franquicia. 

Es decir, si hay una franquicia de 90 euros y el valor de lo robado es de 300 euros, sólo recibiríamos 210, aunque el tope de cobertura fuera de 500 euros. Lo que es fundamental en estos casos es realizar la denuncia ante las autoridades que atestigüen el valor de lo robado y las circunstancias del robo. Un caso excepcional de robo está en el uso fraudulento de tarjeta de crédito, ya que aunque la tarjeta no tiene valor en si, sí lo tiene el perjuicio económico.

Otras coberturas

Otra de las coberturas más útiles es la cobertura de responsabilidad civil a terceros cuando estamos fuera del hogar. Por ejemplo, que tu hijo haya roto el cristal de una casa jugando al balón o que haya golpeado con su bici un coche. estos son dos claros ejemplos de daños fuera de nuestra vivienda que cubre el seguro del hogar siempre que no haya habido negligencia por nuestra parte. 

Además, cada vez es más habitual que el seguro de hogar cubra los accidentes fuera del hogar. Esta cobertura se contempla, en la mayoría de los casos, como un suplemento o una garantía adicional, ya que su cuantía no suele ser muy elevada. Por ejemplo, si tenemos un accidente en coche, la cobertura principal recaerá en el seguro del vehículo, mientras que la existencia de cobertura en el hogar complementaría en su cuantía la primera. 

Por último, también es muy habitual que el seguro de hogar cubra los daños que puedan causar los animales de compañía, por ejemplo, si paseando por la calle tu perro muerde a un viandante o causa un desperfecto. Aunque existen seguros específicos para mascotas, muchas veces con la que ofrece el seguro de hogar es suficiente.

En definitiva, el seguro de hogar puede tener muchas más coberturas que lo que la mayoría de personas piensan. Es importante leer la póliza del seguro para conocer qué coberturas tenemos y cuáles no con el objetivo de hacer uso del mismo en caso de que se produzca de las contingencias recogidas en el contrato. 

En Seguros de tú a tú | Qué tienes que mirar antes de contratar un seguro de hogar

Sigue leyendo sobre

También puede interesarte...