Ir al contenido
El Blog de Nationale-Nederlanden

​Tener un seguro de hogar algo positivo para muchas personas, siempre y en cualquier circunstancia. Pero es igual de importante no tener un seguro cualquiera, sino un seguro de calidad con las máximas garantías y, por supuesto, con amplias coberturas.

El robo en la vivienda es una preocupación común para muchas personas que tienen un seguro de hogar. En general, el seguro de hogar cubre el robo en la vivienda cuando se produce con fuerza o engaño y afecta a los muebles y objetos que están en la casa.

​​El seguro del hogar es también para las personas que viven de alquiler. No tener una hipoteca y usar una vivienda para vivir que no sea propia no significa que no exista responsabilidad sobre la misma. No asegurar un incendio, un robo, un accidente o cualquier otra situación de riesgo que se pueda producir puede provocar graves problemas no solo al propietario, sino también al inquilino de la vivienda.

​Nuestro perro o gato, también tienen su hueco. Y es que, l​as mascotas ya no son solamente nuestro animal de compañía. Ahora son parte de la familia y se les trata como tal, dándoles cada vez más cuidados y haciendo que se sientan lo mejor posible en su vida con nosotros. Tanta importancia han adquirido, que el Congreso de los Diputados aprobó una ley por la que pasan de considerarse “cosas” a seres vivos, de forma que también son sujetos de derecho.

Sin duda, una de las figuras clave en un seguro es el tomador. El tomador es la persona que acepta las condiciones de la póliza del seguro y quien la firma, asumiendo la responsabilidad del contenido de la misma y del pago de la prima. Puede ser la misma persona que el asegurado y el beneficiario, o puede que todas ellas sean diferentes.

​El jardín es un elemento que no es común para muchos tipos de vivienda, pero que suele ser importante para los propietarios que sí lo disfrutan. Esto hace que se desconozca si los seguros de hogar cubren los jardines o no. Y no, no es una cobertura fuera de nuestro de hogar, sino que forma parte del mismo.

El seguro de hogar es una parte esencial de ser propietario de una vivienda. Proporciona protección financiera en caso de que tu hogar o tus pertenencias sufran daños y, en ocasiones, puede cubrirte también en caso de responsabilidad personal si alguien resulta herido en tu propiedad.

Cuando contratamos un seguro, lo hacemos para proteger nuestros bienes o intereses ante posibles riesgos. Sin embargo, ¿Qué ocurre si tenemos más de un seguro que cubre el mismo riesgo? ¿Podemos reclamar una indemnización a cada una de las compañías aseguradoras? 

La humedad es un fenómeno que puede afectar a cualquier vivienda y en cualquier momento, y que puede ocasionar graves desperfectos si no se resuelve de forma rápida. La mayoría de seguros de hogar cuentan con coberturas esp