la importancia de la educacion financiera desde la infancia

La importancia de la educación financiera desde la infancia

la importancia de la educacion financiera desde la infancia

16/07/2015

​En los últimos años, se ha visto la importancia que tiene la educación financiera en nuestra sociedad. Esta formación es necesaria para que los jóvenes comprendan las finanzas personales y del hogar desde las edades más tempranas y puedan tomar decisiones desde la juventud.

La educación financiera es una asignatura dentro y fuera del hogar

La educación financiera que triunfa es la que se ve como una responsabilidad que nace en el propio hogar, enseñándole a los más jóvenes cómo se gana el dinero y cómo se gasta, es decir, lo que valen las cosas. Este enfoque "desde dentro del hogar", impulsado por la propia familia y predicando con el ejemplo, ayudará a que los jóvenes lo tomen como algo importante y no sólo como una asignatura más del colegio.

La educación financiera también se necesita trabajar en el los centros de enseñanza, tanto en el colegio, como en el instituto y en la universidad. Los jóvenes necesitan que se les expliquen los conceptos necesarios para tomar decisiones financieras en el futuro, cuando sean independientes y puedan comprender la importancia del ahorro para poder cumplir sus sueños.

La combinación de estos dos foros, familia y centros de enseñanza, es la que permitirá formar en finanzas a los más jóvenes y les permitirá comprender cómo se gana dinero y qué productos son los que necesitan en cada momento (un préstamo personal para comprar su primer coche, un seguro para protegerse de un riesgo, el ahorro para tener garantizada una buena jubilación, etc.).

¿Cómo le enseñamos a los jóvenes educación financiera en casa?

Hay muchas maneras de transmitir los conceptos de educación financiera a los más jóvenes. Desde las edades más tempranas, se les puede enseñar lo que es el dinero e inculcar la importancia del ahorro y del buen uso del mismo. Los juegos son buenos aliados para esta labor, dado que se pueden simular situaciones reales en las que el menor tendrá que tomar decisiones con su dinero de juguete.

Uno de los juegos más interesantes es el clásico Monopoly, que tiene una operativa genial para comprender la compraventa de propiedades (calles, casas, hoteles, estaciones, etc.) y cobro por servicios (por caer en una calle, estación, etc.). También está el concepto de "banca", como gestor del dinero del juego.

Hay más juegos y simuladores online, como los que el Banco Central Europeo ofrece para educar a través de Internet. Están el juego dedicado a aprender el funcionamiento de la política monetaria, el de la isla de la inflación para ver cómo evolucionan los precios, o la escuela del euro para que los más jóvenes se entretengan y al mismo tiempo puedan aprender sobre billetes y monedas de nuestra economía.

En Seguros de Tú a Tú | Los pequeños de la casa también ahorran​

Sigue leyendo sobre

También puede interesarte...