Ganancias mensuales en S&P desde 1985 con $100 invertidos

El índice S&P 500 es uno de los más importantes de Estados Unidos. Se basa en 500 de las mayores empresas del país norteamericano, con actividades en diferentes sectores y todas ellas con una capitalización igual o superior a los 4.000 millones de dólares estadounidenses. Sus orígenes se remontan al año 1923, cuando la empresa Standard & Poors introdujo un índice que contemplaba 233 compañías, aunque no fue hasta 1957 cuando se extendió a las 500 actuales. Como curiosidad, en sus más de 50 años de vida, más de 1.000 empresas han pasado por el índice, pero solo se mantienen desde su inicio 80.

Desde que el índice se creó, no ha parado de subir, con especial intensidad en los últimos 30 años, donde su valor se ha incrementado un 1.100%. Dicho de otro modo más comprensible, el índice ha crecido 11 veces y media por encima de lo que marcaba en 1985, un valor que nos hace pensar: y yo, ¿por qué no invertiría antes? 

Pero, ¿cuánto podría haber ganado una persona que hubiese invertido 100 dólares al mes?

No es sencillo realizar este tipo de proyecciones a futuro. Por un lado, las rentabilidades pasadas no aseguran rentabilidades futuras y, por otro, hay que tener en cuenta una serie de aspectos a la hora de realizar los cálculos, como el interés compuesto, la incidencia de los impuestos sobre los rendmientos y, por supuesto, la inflación.

Sin embargo, siempre podemos echar la mirada atrás y ver lo que hubiese pasado en caso de haber invertido una cantidad fija mensual en un activo desde una fecha determinada. Vamos a intentar hacer este ejercico con el S&P, tomando como referencia a Juanito, que decide comenzar sus aportaciones al fondo el 1 de julio de 1985 y acabarla el 30 de junio de 2015. En total, 360 meses, y una inversión fija mensual de 100 dólares.

Si solo tuviésemos en cuenta el valor capitalizado mes a mes, sin tener en cuenta la rentabilidad, Juanito habría conseguido acumular un capital de 36.000 dólares en total. Sin embargo, el hecho de que Juanito haya decidido invertir en el mayor índice bursátil de Estados Unidos le ha permitido ganar mucho más dinero.

Tomando como base una rentabilidad anualizada del 7,94% desde 1985 y hasta 2015, que es la rentabilidad anualizada del Standard & Poor´s en ese período, nuestro inversor habría conseguido ganar, gracias al poder del interés compuesto, un total de 140.167,84 dólares, de los cuales 104.167,84 dólares los habría obtenido solo en intereses. Si descontamos el efecto de la inflación, el total de esta inversión se reduciría hasta los 96.867,63 dólares en términos reales. 

Pero, ¿y cuánto podría ganar si hubiese reinvertido los dividendos?

Si bien queda demostrado que una inversión en el S&P 500 en los últimos 30 años hubiese sido una buena inversión, quizá no hubiese sido todo lo óptima que parece a simple vista. Y es que la reinversión de los dividendos distribuidos por las empresas del índice nos hubiese hecho ganar bastante más dinero. De hecho, si contásemos con el efecto de los dividendos, la rentabilidad anualizada del S&P en el periodo de referencia hubiese crecido hasta el 10,38%, casi tres puntos porcentuales más.

¿Qué significa esto en la práctica? Que con la misma inversión, habríamos obtenido un capital aproximado de 223.903 dólares durante esos 30 años, de los cuales 187.903 dólares serían solo de la rentabilidad por el capital, que se reducen hasta los 152.035,18 cuando lo medimos en términos reales (descontando la inflación). Es decir, casi 55.000 dólares constantes  más que en la primera alternativa, casi un 57% más.

Dicho de otro modo, si hubiésemos hecho una inversión mensual de tan solo 100 dólares en alguno de los fondos de inversión que repliquan al Standard & Poor´s de una forma más o menos fiel hace 30 años, habríamos obtenido una cantidad bastante grande de dinero en la actualidad. Aunque, eso sí, a estas rentabilidades habría que restarle la inflación para valorar 

Como siempre, valorar a toro pasado qué hubiese pasado hace 30 años es sencillo pero, ¡quién sabe si no estaremos desaprovechando una buena oportunidad de inversión!