Hipoteca Naranja Autónomos

Hipotecas para autónomos: requisitos para conseguirla

Hipoteca Naranja Autónomos

24/10/2022

Descubre todos los requisitos y documentación necesarios para conseguir una hipoteca para autónomos.

Puede que hayas escuchado que conseguir una hipoteca siendo autónomo es una tarea imposible, pero no tiene por que ser así. Es posible que te encuentres con más obstáculos que un trabajador por cuenta ajena pero nos gustaría ayudarte a aclarar tus dudas y ayudarte a conocer los requisitos y la documentación que debes tener para obtener tu hipoteca y estar más cerca de cumplir el sueño de tener tu propio hogar.

¿Por qué pedir una hipoteca para autónomos es más difícil?

Antes de nada, es importante dejar claro que el proceso para obtener una hipoteca es el mismo para un autónomo que para un trabajador por cuenta ajena.

Pero la raíz del problema está en que los autónomos pueden tener ingresos muy variables dependiendo del momento y lo que los bancos buscan a la hora de conceder una hipoteca es la seguridad de que vas a ser capaz de hacerte cargo de las cuotas durante un largo período del tiempo.

También hay que apuntar que, tras las últimas crisis financieras, los procesos de evaluación y concesión de financiación por parte de los bancos se han endurecido/vuelto más exigentes: hoy en día se solita una gran cantidad de documentación y se analizan con lupa todos los datos antes de tomar una decisión.

La clave aquí va a ser el nivel de estabilidad de tu situación laboral y financiera en este momento, es decir la capacidad para demostrar tu solvencia, aunque no tengas una nómina fija.

¿Qué circunstancias pueden ayudar a un autónomo a la hora de pedir una hipoteca?

Es importante tener en cuenta que ni todos los puntos a seguir son obligatorios, pero sí aportan ventajas a aquellos autónomos que los cumplan.

Tener ahorros

Esto es imprescindible, teniendo en cuenta que los bancos solo financian en torno al 80% de la vivienda. Por ello, necesitaremos tener ahorros para pagar el resto de la casa y los gastos asociados al proceso (impuestos, tasación, notaría, etc.).

Ingresos estables

Como los autónomos no tienen salario fijo, es muy importante demostrar una facturación estable, pues así los bancos te verán como un cliente con menos riesgo que si tus ingresos son irregulares.

La antigüedad de tu negocio

Este punto complementa el anterior. La antigüedad de un negocio indica si se trata de una actividad que está consolidada y transmite estabilidad y confianza. Cuanto más tiempo lleves realizando cierta actividad, mayor es el conocimiento que tendrás del mercado y, por tanto, se aumenta la viabilidad de tu negocio y, con ello, la probabilidad de que sigas teniendo éxito.

Estar al corriente de tus impuestos

Es algo básico pero que habla mucho de tu compromiso con tus pagos.

No tener deudas

No es imprescindible, pero puede ser el diferencial a la hora de obtener o no la financiación. Por regla general, una persona que ya posee otros tipos de compromisos financieros puede tener más dificultad a la hora de hacerse cargo de todos ellos.

Historial crediticio libre de impagos

Que no hayamos dejado de pagar las cuotas de otras hipotecas o préstamos de otro tipo. Otro aspecto que indica nuestro nivel de compromiso con las deudas que asumimos.

¿Qué documentos necesita un autónomo al pedir una hipoteca?

Estos son, por norma general, los documentos requeridos en todas las situaciones laborales:

  • Número de Identificación Fiscal (NIF) o, en caso de ser extranjero, Número de identificación de Extranjero (NIE) o pasaporte.
  • Contrato de señal o de arras (en caso de que ya exista).
  • Declaración de la renta del último año.
  • Vida laboral actualizada.
  • Capacidad de ahorro. Para ello se presentan extractos bancarios de la cuenta corriente en los últimos meses, tanto la personal como la utilizada para la actividad.
  • Recibos de préstamos o deudas activas: tanto personales como de empresa. Con estos datos el banco podrá realizar un análisis del nivel de endeudamiento como autónomo (si es el caso).

Documentos específicos que se pueden solicitar a los trabajadores autónomos:

  • Declaración anual del IRPF y/o IVA
  • Los pagos trimestrales del IRPF y/o IVA
  • Los últimos recibos de la Seguridad Social
  • Recomendado: una presentación a fondo de tu negocio con todos los detalles del servicio que ofreces. Debería incluir un resumen de la historia del negocio, el currículum propio, una relación de clientes y proveedores, proyectos de cara al futuro y otros datos que demuestren la estabilidad y las posibilidades de éxito. No es un documento obligatorio, pero ayudará a enseñar la evolución de tu negocio, su crecimiento o nivel de estabilidad.

Pasos para solicitar un préstamo hipotecario para autónomos

Con la documentación en manos, esos son, a grandes rasgos, los pasos para solicitar una hipoteca como autónomo:

  • 1. Investiga y compara hipotecas previamente para encontrar aquella que mejor se ajusta tanto a tus necesidades como a los requisitos que el banco exige a sus clientes.
  • 2. Contacta con los bancos y presenta tu caso. Se realizará un análisis preliminar para decidir si eres eligible o no. En caso positivo, te explicarán las condiciones que suelen ofrecer a autónomos. Recuerda aclarar todas tus dudas e incluso aprovecha la oportunidad para negociar mejores condiciones si tienes un buen estatus financiero.
  • 3. Entrega la documentación necesaria. El Departamento de Análisis del banco recibirá los documentos e informes, estudiará tu perfil y tomarán una decisión sobre si se te concede la hipoteca o no (y con qué condiciones).
  • 4. Tasa la vivienda que deseas adquirir. Recuerda que es necesario que sea con una tasadora homologada por el Banco de España.
  • 5. Estudia y decide si acepta la oferta. Una vez que tengas el contrato, léelo de forma detallada, línea por línea. En el caso de que algo no te convenza (o que simplemente no lo entiendas) revísalo con el banco.
  • 6. Acude a la notaría para formalizar la hipoteca. Deberás acudir al notario junto al representante del banco, y el vendedor. Una vez firmado, el proceso estará prácticamente completo y la vivienda será tuya. Solo quedará inscribirla en el Registro de la propiedad.

Sigue leyendo sobre

También puede interesarte...