Oficina NN Holanda Oficina NN Holanda

Política de Ahorro

Los principios y valores de Nationale-Nederlanden Bank


​El tipo de interés de nuestros productos de ahorro se basa en cinco puntos:

  • El tipo de interés del mercado.
  • La conducta de ahorro de nuestros clientes.
  • Los costes que soportamos con nuestras cuentas de ahorro.
  • Los tipos de interés de ahorro del resto de compañías del mercado financiero.

1. Los tipos de interés del mercado

El ahorro que confías en Nationale-Nederlanden Bank nosotros​ se lo prestamos a terceros. Lo hacemos, parcialmente, en forma de hipotecas y préstamos que otorgamos a los consumidores. Dicho dinero, lo damos en préstamo contra pagos basados en los tipos de interés vigentes en el mercado financiero y de capitales, y en los tipos de intereses hipotecarios y de préstamo de otras compañías del mercado financiero. De esta manera, la evolución de los tipos de interés del mercado financiero y de capitales, y la del mercado hipotecario y crediticio influyen en el importe de nuestros tipos de interés de ahorro.

2. El equilibrio entre el ahorro y los préstamos

Es importante que haya un equilibrio entre el dinero destinado a ahorro que Nationale-Nederlanden Bank recibe y el que, a su vez, da en préstamos. Si durante mucho tiempo tenemos una cantidad de dinero destinada a ahorro muy superior al dinero que damos en préstamos, nosotros no obtenemos ningún ingreso. Eso puede ser motivo para rebajar el tipo de interés de ahorro y, así, asegurarnos de recibir menos dinero destinado a ahorro.


3. Los intereses de ahorro de otras compañías del mercado financiero

El ahorro es de gran importancia para Nationale-Nederlanden Bank. Como banco que somos, una de nuestras actividades es prestar dinero a nuestros clientes. Y para ello, necesitamos dinero. Por un lado, obtenemos dinero del mercado (de inversores profesionales) y, por otro lado, utilizamos el ahorro de los consumidores. Nationale-Nederlanden Bank aspira a mantener ambos flujos de dinero en un equilibrio adecuado. El tipo de interés de ahorro es un buen medio para mantener controlado el flujo de dinero proveniente de ahorro que recibimos. Si el tipo de interés de ahorro de Nationale-Nederlanden Bank es muy inferior al de los demás bancos, perderemos dinero de ahorro. Y si el tipo de interés de ahorro que ofrece Nationale-Nederlanden Bank es muy superior al de los demás bancos, recibiremos mucho dinero destinado a ahorro.

Si la cantidad de dinero proveniente de ahorro que recibimos es insuficiente, no podremos conceder tantos préstamos como nos gustaría. También puede implicar que tengamos que financiar esos préstamos de otra forma, posiblemente más cara, a saber, con dinero proveniente del inversor profesional. Eso puede significar que tengamos que subir los intereses de los préstamos que concedamos.

Si recibimos mucho más dinero destinado a ahorro del que necesitamos para financiar los préstamos que concedemos, puede ocurrir que dejemos de tener ingresos sobre dicho ahorro. Y también esa circunstancia podría implicar que tengamos que subir el tipo de interés de los préstamos que concedemos.


4. Los costes que soportamos con nuestras cuentas de ahorro

Los costes que soportamos con nuestras cuentas de ahorro repercuten en el tipo de interés de nuestros productos de ahorro. Así, los costes de gestión de una cuenta de ahorro online​, en la que todos los procesos son automáticos, son relativamente bajos. De esta manera, podemos abonar unos intereses relativamente altos en la Cuenta de Ahorro Online.


5. La conducta de ahorro de nuestros clientes

Para mantener el equilibrio entre el dinero destinado a ahorro y los préstamos, Nationale-Nederlanden Bank controla activamente la cantidad total del dinero destinado a ahorro de las cuentas de ahorro. Y para ello, es importante tener en cuenta la conducta de ahorro de nuestros clientes. En ese empeño, supervisamos activamente los siguientes datos, entre otros:

  • La cantidad (prevista) de dinero destinado a ahorro que nuestros clientes retiran o depositan en su cuenta.
  • La afluencia (prevista) de nuevos clientes y el dinero destinado a ahorro que depositen y que, quizás, retiren.

Cualquier cambio de la conducta de ahorro de nuestros clientes puede darnos motivos para modificar los tipos de interés.

​​​